5. Del comercio a la escritura

Después de varios años trabajando como comerciante, has alcanzado la prosperidad, has aumentado tus riquezas hasta convertirte en una persona rica e importante en tu ciudad.

En un primer momento, casi todos los beneficios se los quedaba tu Maestro Artesano, mientras que tú y la Mujer Valiente, ganabais poco. Pero como se os daba bien, con los años, el mismo maestro, que ya estaba mayor, os ofreció cambiar vuestra relación laboral. Os convirtió en socios y os repartíais los beneficios a partes iguales.

Para calcular los beneficios y los impuestos, fue necesario llevar un registro de los gastos y las ventas. Por eso aprendiste a leer y a escribir. Luego, cuando acumulaste mucha riqueza, contrataste a escribas para que te llevasen las cuentas, y tú pudiste dedicarte a otras cosas. Te interesaste por la religión y por la literatura.  Se te ocurrió que estaría bien escribir la historia que os pasó a ti y a Mujer Valiente, cuando fuiste a comerciar a Babilonia (Mesopotamia). 


https://goo.gl/forms/Ob4txh5UqgIClCBk2Misión 5: inventa esa historia que transcurre en la Grecia clásica y que protagonizas tú y Mujer Valiente